New Works Now: Alex de Leon, Katrina Moorhead, Katie Pell, Juan Miguel Ramos, Lordy Rodriguez

About New Works Now: Alex de Leon, Katrina Moorhead, Katie Pell, Juan Miguel Ramos, Lordy Rodriguez

Alex de León nació en Edinburg, Texas, en 1959. Recibió su licenciatura en grabado por parte del Instituto de arte de Kansas City en 1983, antes de establecer su estudio en San Antonio. Ha expuesto ampliamente a través de Texas y en el resto de los Estados Unidos en exposiciones individuales y colectivas, y también ha contribuido diseños para cine y televisión. Sus patrones rítmicos de imágenes repetitivas, a menudo con símbolos de la cultura popular contemporánea, son pintados a mano y traducidos a través del lenguaje visual del grabado.

Al combinar las imágenes de la cultura del sur de Texas con fuertes temas de alcoholismo, avaricia, violencia y adicción, de León exhibe dos piezas brillantemente coloreadas en New Works Now. Recurrentes imágenes de latas de cerveza adornan un gran velero de cerámica en la sala Hudson(Show) Room, mismas que representan la ocasión en que el artista fue testigo de cómo su amigo consumió una caja de 24 cervezas en menos de ocho horas. Abajo, tres paneles de mosaico de azulejos de cerámica muestran cráneos fumando, un diamante único y botellas de whisky flanqueados por rifles de asalto y cartuchos vacíos. Compuesto como un retablo en reverencia a la experiencia compartida de la guerra, los paneles sopesan los símbolos de los males de la humanidad. De León es un autoproclamado observador de la cultura y la comunidad, y considera sus artísticas respuestas a problemas en la sociedad como observaciones en vez de juicios.

Katrina Moorhead nació en Coleraine, Irlanda del Norte, en 1971 y actualmente vive en Texas, donde trabaja como profesora auxiliar de escultura en la Universidad de Houston. Recibió sus diplomas de licenciatura y Maestría en el Colegio de Arte de Edimburgo en el Reino Unido. Su elegantes y delicados dibujos, instalaciones y esculturas exhiben objetos y experiencias aparentemente normales y a menudo ocultos, proyectando lo familiar en una nueva luz.

En un reciente viaje a Islandia, Moorhead encontró un arco iris azul, que incluía sólo los colores de la gama de añil/azul/violeta del espectro. Sus compañeros de viaje argumentaron que era simplemente “un eje de luz”, pero ella no estuvo de acuerdo y emprendió la tarea de demostrar, mediante la ilustración y de manera rudimentaria, lo que ella había visto. Una pantalla de gran proyección que cae sobre la mesa, forma la base de su pieza, en la cual ella cortó un perfil al revés del paisaje donde ella vio el arco iris. En la superficie de la mesa, muestras de una pantalla de proyección altamente reflectante compiten por la atención de la luz. Calcita óptica o feldespato de Islandia, se incluye como un callejón sin salida en la investigación (este es un material que tiene muchos prismas interiores y que los vikingos utilizaron con éxito a modo de brújula). Una acuarela, que incluye versiones incoloras pero tonales de los colores del espectro que no intenta revelar, funciona como una especie de “destino” para recibir el elemento del arco iris que intenta conseguir, pero humorísticamente se sienta aparte de la actividad, como si expusiera la propia naturaleza muy pseudocientífica de la investigación entera. Se incluyen huesos dentro de la ilustración para hacer referencia a los rayos X que están presentes en el espectro, pero que no son visibles por el ojo humano. Moorhead descubrió más tarde, que lo que ella presenció pudo haber sido un “arco iris lunar”: un fenómeno particular y muy raro que ocurre utilizando los mismos principios físicos de un arco iris, pero con la Luna como su fuente de luz.

Katie Pell nació en Wilmington, Delaware, en 1965. Recibió su licenciatura en Bellas Artes por parte de la Escuela de Diseño de Rhode Island en Providence en 1987. Ella ha vivido en San Antonio, Texas, desde 1995 y actualmente enseña en la Universidad de Texas en San Antonio. Sus dibujos, esculturas e instalaciones confrontan cuestiones de género, clase, identidad cultural y raza, a menudo utilizando humor y fantasía. Memoria, sueños, cultura pop y fantasía caracterizan las imágenes de su obra.

En New Works Now, Pell comparte recuerdos de su adolescencia a través de calcas de tamaño natural de árboles en la zona boscosa detrás de su casa de la infancia en Delaware. Cada calca está impresa en grafito y crayón negro fundido sobre tela de muselina, misma que está armada y reforzada como una colcha. Como estelas de piedras que transmiten mensajes desde una era perdida, los trazos reflejan el estado de ánimo de una época juvenil, capturando las preocupaciones, reflexiones, argot y espíritu de los chicos que tallaron en la corteza del hayuco. Un panel cuelga delante del telón de fondo grande, sugiriendo la memoria de espacio profundo del bosque. Woods (Maderas), expuesta aquí por primera vez, imparte un sentido de travesura infantil, escape y exploración, mientras que la pesada tela acolchada evoca una sensación de calor y hogar.

Juan Miguel Ramos recibió su licenciatura y maestría en Bellas Artes, por parte de la Universidad de Texas en San Antonio. En 1993, el artista, fotógrafo y músico, cofundó Artes Culturales San Anto, un espacio de aprendizaje en el lado oeste que promueve y fomenta la autoexpresión orgánica y cultural. Actualmente es profesor en la Academia Internacional de Tecnología y Diseño en San Antonio, su ciudad natal. Su obra documenta la gente, lugares y las capas de la cultura México-Estadounidense en las comunidades del sur de Texas.

Yo Vendo Unos Ojos Negros es un video retrato de una joven pareja bailando al son de la música de una época pasada, una banda tradicional tejana con una sección completa de instrumentos de latón y no sintéticos, contra el telón de fondo de un bar local. Al igual que con su obra anterior, la gente que Ramos expone no son personajes, sino una representación de amigos y conocidos reales. Para componer esta obra, fotografió a la pareja de baile, luego dibujó sus imágenes a mano, coloreando digitalmente y organizando las ilustraciones antes de insertarlas en un video mostrando una vista giratoria de 360° del bar. La pareja se concentra en recordar los pasos tradicionales de una polca antigua, reflejan una seriedad y reverencia por costumbres pasadas, mientras que posicionan un baile histórico en un ambiente contemporáneo. El video representa la configuración a través de la pareja en primer lugar, ya que, según Ramos, “es la gente que hace el lugar.”

Lordy Rodríguez nació en Quezon City en Filipinas 1974, y creció en Louisiana y Texas. Recibió su licenciatura en Bellas Artes por parte de la escuela de Artes Visuales en la ciudad de Nueva York y su maestría en la Universidad de Stanford; actualmente reside en el área de la Bahía de California. Inspirada por frecuentes viajes familiares por carretera por todo el país para visitar familiares, su colorida obra, principalmente dibujada con bolígrafo y tinta, manipula el lenguaje de la cartografía en composiciones abstractas de regiones y lugares inventados.

En los cien dibujos con bolígrafo y tinta de 10 por 14 pulgadas en esta exposición, Rodríguez explora las posibilidades de los elementos visuales tomados de mapas y otros sistemas visuales, como fotografías aéreas, formaciones geológicas, patrones recurrentes en la naturaleza, carteles indicadores en las calles, grietas en la carretera, banderas y patrones en envoltorios. Reconocer lo familiar en sus dibujos abstractos, le fascina. Cada dibujo de la serie, que no tiene ninguna colocación preestablecida, depende en gran medida, de su interacción con las formas y colores de las obras que le rodean. “Incluso el color empieza a tener una conexión más intangible a su definición,”, explica, “lo mismo con el patrón y las formas con las que he jugado. Con estos lenguajes visuales, después de un rato, todo se vuelve intercambiable.”


Dragging
Arrows
Keyboard